El día comienza con una actividad grupal relacionada con el arte, donde tenemos que exponer nuestras ideas para después explicarlas en clase. Para ello tenemos un par de minutos cada uno de nosotros para comentar algo relacionado con el arte (qué es el arte para nosotros, qué pensamos del arte, dónde se encuentra el arte…) y después explicarlo en grupo al resto de la clase. Y es que el tema de hoy sobre el que iba a girar la casi totalidad de la clase estaba relacionado con el arte en general y la pintura en particular.

Ha sido una clase productiva y entretenido, ya que además de conocer los gustos de los compañeros de clase, hemos podido disfrutar de láminas de grandes pintores como Velázquez, Pierre Seraut o Caspar David Friedich.

Después del descanso hemos continuado con las láminas, pero antes hemos realizado un pequeño juego donde, después de sacar una tarjeta, teníamos que ser capaces de hablar durante un minuto del tema que nos ha salido, si nos atacamos y no somos capaces de seguir inmediatamente teníamos que pasar la tarjeta al compañero para que continuase hablando hasta finalizar el minuto. Cada vez que uno de nosotros finalizaba el tema recibía un punto. El compañero con más puntos ganaba el juego. Ha sido entretenido y muy adecuado para trabajar la agilidad mental.

La última parte de la clase la hemos dedicado a analizar unas pinturas, para después explicárselo al compañero sin que la viera para intentar adivinarla. A mí me ha tocado explicar “Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte” de Seraut, mientras que mi compañera se ha defendido con “Las meninas” de Velázquez, un cuadro al cuál le tengo mucho cariño.

Advertisements