El fringe es un festival que se celebra anualmente en Edimburgo en agosto. Éste inunda las calles. Es increíble ver la infinidad de espectáculos, shows, musicales, conciertos, etc que hay a lo largo del mes. Fue un acierto venir a hacer el curso en estas fechas. Todas las tardes, desde mi llegada ha sido un no parar. El arte en la calle es infinito, y además gratis.

Continuando con el curso, puedo decir que la cosa va mejorando por momentos. Las actividades planteadas son muy amenas y los trabajos grupales ayudan a conocerse entre los demás compañeros que realizamos el curso.

Fuero del horario del curso también se reunen los alumnos de todos los países para hablar del desarrollo de las clases, así como de cualquier tema en general, eso me ayuda a practicar mi inglés además de conocer otras culturas, además de la edimburguesa. Una gran tarde compartiendo experiencias con los compañeros que acabó de conocer practicando inglés. La cosa mejora.

Advertisements