Las conclusiones que se han obtenido a lo largo del curso han sido las siguientes:

  • Los niños no procesan la información de la misma manera, no perciben las imágenes de manera globalizada, se centran y se concentran en un sólo aspecto de la realidad.
  • Son hipersensibles a los estímulos, por lo que algunos materiales que entren en contacto consigo mismo, le tranquiliza y le ayuda a entender mejor la realidad. Así por ejemplo, cuando nosotros cruzamos los brazos, es un síntoma de alivio, es un abrazo que nos da tranquilidad, por lo que los alumnos cuando repiten de manera reiterada algunos movimientos, eso le tranquiliza  a mantener su estabilidad.
  • Atendiendo a la gráfica anteriormente expuesta, tenemos que predecir, actuar y mantener la calma ante situaciones de rabieta. Por ello se debe actuar en el momento en que se vea que va a comenzar la misma.
  • Se deben realizar las mismas actividades en el mismo horario y de la misma manera.

 

Advertisements